Comunicado

Facebook no tenía planeado notificar la filtración de datos que afectó a más de medio millón de usuarios

Por 12 de abril de 2021 Sin comentarios

 

Facebook no tenía planeado notificar la filtración de datos que afectó a más de medio millón de usuarios, 530 millones de usuarios aproximadamente.

Tras una información facilitada por Business Insider, los números de teléfono y otros datos de los perfiles de usuario fueron almacenadas en una base de datos pública después de ser atacada a través de una función del sistema que manejaba la compañía.

Según Facebook, actores maliciosos se apropiaron de los datos explotando una vulnerabilidad de la plataforma. Con la intención de sincronizarlos y hacerse con dicha cuantía de información antes del mes de septiembre del año 2019.

El portavoz de la red social informaba de que no resultaba necesario notificar a los usuarios ya que no confiaba en tener una visibilidad total sobre la incidencia. Además, la empresa alegaba que el usuario no disponía del control necesario para poder hacer nada en contra de que robaran dichos datos. También notificó que la empresa de redes sociales no confiaba en tener una visibilidad total sobre qué usuarios necesitarían ser notificados. Explicó que, la compañía tuvo en cuenta que los usuarios no podían solucionar el problema.

La red social ha notificado que solucionó dicha vulnerabilidad después de identificar el problema en ese momento. Detallaron que la información extraída no incluía información financiera , información de salud, contraseñas u otras informaciones altamente valiosas de los usuarios. No obstante, los datos que se recogieron podrían ser utilizados para posibles ataques que proporcionen información importante.

Según la Comisión de Protección  de Datos de Irlanda, regulador principal de la Unión Europea para Facebook,  manifestó que no fue notificada «de manera proactiva» por parte de la red social sobre dicha filtración de datos. Sin embargo, hoy día si que están en contacto para gestionar lo ocurrido.

A través de la información facilitada por Facebook y CNN, Facebook notifica que está «trabajando para conseguir que este conjunto de datos sea retirado y continuará persiguiendo agresivamente a los actores maliciosos que hacen mal uso de nuestras herramientas siempre que sea posible».

El jarro de agua fría no solo ha caído del lado de Facebook. LinkedIn , también fue atacada el jueves de la semana pasada.  Afectando así a  los datos de 500 millones de usuarios.